Poza de la Sal es un lugar lleno de encanto natural, histórico, artístico y cultural. Para empezar, su casco histórico fue nombrado Conjunto Histórico Artístico en 1982. Está rodeado de una muralla medieval que se conserva casi al completo, con cinco metros de altura y tres puertas de acceso: la del Conjuradero, la del Ayuntamiento y la de las Eras. La villa tuvo también unas importantes salinas, de ahí su nombre, y ahora se puede saber cómo funcionaba esta industria en el Centro de Interpretación. El paisaje natural que rodea la villa es espectacular, se le conoce como el Balcón de la Brueba, bajo la protección del castillo de Roja, con una panorámica de la comarca inolvidable.

Podrás pernoctar en el área de autocaravanas de Briviesca (a unos 25 minutos de Poza de la Sal), que tiene 10 plazas y es gratuita. La estancia máxima autorizada es de 48 horas. Ver en Google Maps.