Las épocas romana y medieval fueron decisivas en el proceso de conversión de Frías en la gran villa que es hoy en día. Su cercanía al río Ebro la hizo alzarse como lugar de paso de la costa cantábrica a la meseta. El municipio ha sido catalogado como uno de los pueblos más bonitos de España, además de Bien de Interés Cultural. Igualmente, su núcleo urbano está considerado Conjunto Histórico-Artístico, destacando en su paisaje el castillo de los Velasco o de los duques de Frías, la iglesia de San Vicente Mártir y San Sebastián, su judería y su maravilloso puente fortificado medieval, que tiene una longitud de 143 metros, con torre central, y por el que discurría la calzada romana. Frías también posee el palacio de los Salazar, las casas colgadas, apoyadas unas sobre las otras, los conventos de San Francisco y Santa María de Vadillo, y la iglesia de San Vitores. Una de esas visitas im

Podrás pasar la noche en el área de autocaravanas de Frías: Ver en Google Maps

Más info del área: https://www.areasac.es/frias/burgos/frias_2878_1_ap.html